Dueños de negocios: Las tres diferencias entre seguros y bonos para las empresas

Commercial-Insurance-Bonds

Hoy en día, los dueños de negocios tienen mucho por lo que preocuparse, como tener que pensar en maneras de sobresalir en el mercado y cómo adquirir más clientes. Parece que lo último que los negociantes y contratistas necesitan, es tener que preocuparse por corredores de bonos y compañías de seguros para negocios. Pero, al igual que las pólizas de seguro de auto, casa, y vida tienen una gran importancia en proveer protección en situaciones inoportunas, verás por qué te puede servir de mucho cubrirte con pólizas de seguros y bonos para empresas, y ver cuáles son las diferencias entre las dos.

Primero, el significado de una póliza de seguro y un bono:

Póliza de seguro: Las compañías de seguros para negocios son una forma de protección para ti mismo. Básicamente, en el evento de una pérdida, la compañía de seguros se hace responsable en pagarte un reembolso. Al igual que las pólizas de seguro para auto, la cobertura de una póliza de dueño de negocio puede variar de compañía a compañía.

Bonos: Comúnmente conocido como bono de garantía, una bono es una forma de protección no para tu negocio, sino para tus clientes, en el caso de que no puedas cumplir con tus obligaciones como proveedor. En muchas industrias, sacar un bono es una obligación.

Y ahora, las tres diferencias entre seguros y bonos para las empresas:

¿Quién se encarga de pagar?

Con una póliza de seguro de negocios, el dueño del negocio pagaría una cuota mensual para cubrirse en el caso de que alguien robe sus pertenencias o si se daña o se pierde algo en la propiedad. Si sufres una pérdida en tu negocio, la compañía de seguro se encarga en pagarte un reembolso, sin la expectativa que lo devuelvas.

La historia es un poco diferente cuando se trata de bonos. Un corredor de bonos ofrece un respaldo, o una garantía a tus clientes de que el trabajo que estés cumpliendo será completado. Lo importante es que tú pagarías por esta protección, y si por alguna razón no cumples con tu trabajo, tus clientes pueden recuperar sus pérdidas usando tu bono. Después de que la compañía pague las pérdidas a tus clientes, el corredor de bonos te pide a ti que pagues por todos los gastos que ellos incurrieron cuando reembolsaron a tu cliente.

¿Cuantos están involucrados?

En un contrato con compañías de seguros para negocios, sólo dos lados están involucrados, y uno de esos lados te incluye a ti, mientras que el otro es la compañía que escojas para ser tu proveedor de seguro de negociante.

Cuando se trata de bonos, hay tres lados interesados. Obviamente, el un lado te incluye a ti y a tu negocio. El otro lado es la compañía que te esté cubriendo y dando una garantía con tu bono. Y el tercer lado es tu cliente, el que se siente mucho más seguro en contratarte por tener el respaldo un corredor de bonos.

¿Cuál de los dos debería comprar?

Pensando desde un punto de vista de un negociante, poder tener cobertura tanto para tu negocio, como para tus clientes ayudaría en enfocarte en el día a día de la empresa. En vez de temer lo que te pasaría en un momento inoportuno, las opciones de seguros y bonos para las empresas te darían más seguridad para enfocarte en lo que necesita más atención; las operaciones de tu negocio. Son como dos capas de protección, y en un mundo impredecible, tener estas dos protecciones te pueden ahorrar un dolor de cabeza.

Piénsalo bien, aunque posiblemente no te parezca la mejor inversión de tu capital, lo cierto es que es mejor prevenir que lamentarse después, cuando sea demasiado tarde.

Asegúrate de tener la mejor cobertura mientras dirijas tu negocio, llama a un agente de Infinity al 1-800-INFINITY u obtén una cotización en línea hoy mismo.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.