12 consejos para personas comprando un auto por primera vez

First Time Buyer

¿Comprando tu primer auto? Puede que estés confundido(a) o nervioso(a), ¡pero más que nada debes estar emocionado(a)! Lee nuestros Consejos Para Personas Comprando un Auto Por Primera Vez para ayudarte con unos de las preocupaciones y darte más confianza cuando estás en el concesionario de autos.

1. Nuevo o Usado? Esta es una pregunta a la cual debes tener una respuesta antes de que llegues al concesionario. Tenemos otro artículo que habla de este tema, lo cual puedes encontrar aquí. Piénsalo muy bien, y luego mantente firme en tu decisión. No dejes que el vendedor te persuada para comprar un auto nuevo si crees que un auto usado sería mejor para ti.

2. Piensa en Tus Necesidades. Los autos que están en venta te pueden caer muy atractivos, pero un buen precio no afecta lo que realmente necesitas. Si has imaginado un camión para tu nuevo trabajo, una gran venta de sedanes no debe afectar tu decisión. No dejes que el vendedor te presione comprar un sedán. Sé lo que necesitas y no abandones el plan. Haz lo mismo al ver anuncios llamativos o los reembolsos.  

3. No Digas al Vendedor Que Color Prefieres. El vendedor sabe que quieres salir del concesionario con un auto. Por decirle un detalle superficial, como tu color favorito, le das al vendedor más oportunidad para aprovecharse de ti. De repente, todos los autos rojos son más caros que los otros carros. Sería una buena idea escoger unos colores que NO te gustan y decirle esos.

4. El Vendedor No Prefiere Dinero Efectivo. Puede que pienses que, al mostrar un fajo de dinero efectivo durante la negociación, el vendedor te dará un precio mejor. La verdad es que el concesionario gana dinero por financiación, la cual discutiremos en un momento. Ellos no quieren que pagues completamente con dinero efectivo, sino que financies tu auto. Entonces, no esperes que el vendedor cambie de mente al ver tu dinero efectivo.

5. Conviene Comparar Precios de Financiación. Como dijimos, el concesionario gana dinero por financiación, pero eso no es la sola opción. El mejor lugar para comparar tarifas de financiación es una unión de crédito. Generalmente, las uniones de crédito ofrecen mejores tarifas de interés en los préstamos. Visita varias uniones de crédito y trae los papeles que te dan contigo al concesionario.

6. Nunca Realice Negociaciones Basados en Pagos Mensuales. Quizás el vendedor empezará la negociación por decir, “Podemos ofrecerte pagos mensuales de xxx.” No discutas con él/ella más, y dile que estás dispuesto(a) a pagar el precio total para el auto. Es más fácil encontrarte pagando más que debes con pagos mensuales que si hubiera pagado con un solo pago.

7. Tu Poder Más Fuerte Es Tu Habilidad de Salir. Ya mencionamos que el vendedor tiene buenas cartas en su baraja. Tu mejor carta es el hecho de que puedes salir en cualquier momento. Sin embargo, no amenaces con salir si no tienes la intención de hacerlo. Si el vendedor se percata de que le estás engañando, le has dado todo tu poder en la negociación.

8. No Creas Todo Lo Que Te Dicen. El vendedor de autos usados no existe en cada concesionario, pero sí existen por algunos lados. Uno de los trucos más comunes es el «carnada y cambio». Puedes ver un precio en línea o en la televisión que parece perfecto, pero cuando llegas al concesionario encuentras que ya no venden ese carro a ese precio, que ya vendieron ese carro, etc. Ahora que estás en la sala de exposición, el vendedor te ofrecerá otro auto con un precio mucho más alto. ¡No cedas!

9. Diles Por Adelantado Si Quieres Intercambiar Tu Viejo Vehículo. Igual que la situación con el fajo de dinero efectivo, algunas personas creen que tener un vehículo para intercambiar es ­­­­­su ventaja escondida. La verdad es que no importa cuándo le dices al vendedor que tienes un vehículo para intercambiar. El concesionario te va a ofrecer el mismo precio en cualquier caso. La elección del momento no va a cambiar el valor del auto. En realidad, si guardas la información de un vehículo que quieres intercambiar, el vendedor tendrá que empezar el papeleo de nuevo para incluirlo.  

10. Visita al Concesionario El Final Día del Mes. El final día del mes, o aún mejor el final día del trimestre, es el mejor día para comprar un carro. Los productores de autos establecen cuotas de venta para los concesionarios cada trimestre. Si el concesionario vende este número de autos, los vendedores individuales reciben una bonificación. Entonces, mientras el fin del trimestre acerca, los precios de los autos bajan.

11. Lee El Contrato con Cuidado. Si no estás listo(a) para comprar el auto, no dejes que el vendedor te de prisa al firmar el contrato. Especialmente si decides financiar tu auto por el concesionario, lee con mucho cuidado. Pon mucha atención a frases extras que pudieran haber deslizado en el contrato, como una garantía extendida. Si compras un auto más nuevo, puede que ya cumpla los requisitos para recibir una garantía por el concesionario. Si te apuntas accidentalmente para una garantía que no necesitas, lee tu contrato. Debes tener varios días para cancelarlo.  

12. Si Te Sientes Incómodo(a), Vete. Comprar un auto no es poca cosa. Si no estás completamente seguro, te puedes ir. A menos que has firmado un contrato, todavía tienes tiempo para cambiar de mente. Puedes firmar un documento que se llama un Pedido del Comprador, y no es coercitivo. Si necesitas tomar la noche para pensar en tu decisión, puede ser una buena idea firmar uno de estos. Aún si has firmado un Pedido del Comprador, todavía puedes decidir no comprar el auto.

Después de comprar tu primer vehículo, no te olvides de asegurarlo. Para conseguir tarifas excelentes del seguro de auto, visite nuestra Página para Cotizaciones de Auto.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.