¿Qué debo hacer para obtener el seguro de mi auto nuevo?

Family's New Car

Comprar un auto nuevo puede ser emocionante, pero también puede ser muy estresante. Hay tantas decisiones que necesitas tomar: dónde comprar, qué color escoger, qué marca y modelo, etcétera. Una de las decisiones más importantes, sin embargo, es cuál seguro vas a adquirir para el auto nuevo. Echa un vistazo a algunas de las cosas que debes hacer mientras buscas tu auto nuevo.

Consigue una cotización... Antes de comprar

Puede que pienses que debes escoger el auto primero y entonces buscar el seguro, pero puede ser útil evaluar cotizaciones mientras buscas tu auto nuevo. Los diferentes tipos de autos tienen diferentes primas. Por ejemplo, si estás escogiendo entre un cupé pequeño y un crossover de tamaño mediano, puede que la cotización del crossover sea mucho más barata. Esto podría afectar tu proceso de decisión, y si eliges el cupé, no te sorprenderás cuando veas que tu prima es un poco alta.

Tu prima también podría subir si el auto que compras es difícil o costoso para reparar, como un vehículo de lujo o un auto deportivo. Por otra parte, tu prima podría incluso disminuir si el auto tiene muchas características de seguridad, o si es asequible y fácil de reparar. Tu compañía de seguros también puede ofrecer descuentos, como un descuento si aseguras más de un auto, que reduciría la prima si el auto nuevo se añade.

Debes obtener cotizaciones de varias compañías de seguros diferentes. Asumir que tu póliza actual sería la opción correcta puede no ser lo mejor. Si poner este nuevo auto en tu seguro actual va a aumentar tu prima significativamente, puede que encuentres una compañía de seguros diferente con una mejor tasa. Si decides cambiar de compañía de seguros, comprueba que no habrá un lapso de cobertura entre tu póliza anterior y la nueva póliza.

Obtén cobertura inmediata

Si estás haciendo un préstamo, te pedirán demostrar que tienes un seguro antes de llevarte el auto a tu casa. Aún si no vas a financiarlo, debes de cualquier manera tener el seguro antes de empezar a conducir el auto nuevo, ya que es ilegal conducir sin seguro. También podrías tener un accidente tan pronto comienzas a conducir el auto, y sin un seguro podrías enfrentar una grave carga financiera, justo después de gastar mucho dinero en tu auto nuevo.

Si solo tienes cobertura de responsabilidad general en tu póliza actual, puede que tengas que añadir choque y cobertura completa para tu auto nuevo si lo vas a financiar. Esto es una buena idea aunque no sea necesario, porque la cobertura mínima no te protege a ti o a tu vehículo.

Si no estás seguro de lo que se cubrirá con tu póliza actual, verifica tu página de declaraciones, que es la página cerca del principio de tu póliza que muestra todas tus coberturas. Es importante estar familiarizado con esta página y mantenerla actualizada.

Debes llamar a tu agente de seguros tan pronto sepas qué auto vas a comprar. Es tu responsabilidad asegurarte que sepan cuáles son todos los autos en tu póliza. Puede que tu auto nuevo no esté cubierto si la compañía de seguros no estaba enterada de él, especialmente si has tenido el auto durante un largo periodo de tiempo.

Considera una cobertura de lapso

Hacer un préstamo para un auto puede ser un riesgo, porque tan pronto como comiences a conducirlo, el valor del vehículo comienza a bajar. La cobertura de lapso te protege contra ese problema. Cubre la diferencia entre la cantidad de tu préstamo y el valor real del auto antes del accidente, si se totalizara. Esto es algo que puede ser muy importante si estás atrasado en tu préstamo, lo que significa que tu auto no vale tanto como el dinero que adeuda. Si tu compañía no proporciona cobertura de lapso, puede que necesites buscar otras opciones.

¡Así que, felicitaciones por tu decisión de comprar un auto nuevo! Solo asegúrate de incluir el seguro como una parte importante de esa decisión.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.