Reduce tu huella de carbono sólo por tu manera de conducir

Carbon Footprint Driving

En 2006, hace ahora una década, Infinity decidió aceptar el desafío de reducir su impacto medioambiental. Nos convertimos en la primera compañía de seguro en crear una flota completamente compuesta de vehículos ecológicos.

En Infinity, reconocemos nuestra responsabilidad global y siempre buscamos las mejores maneras para conservar nuestros recursos naturales y mejorar el medioambiente reduciendo nuestra huella de carbono. ¡Acompáñanos a crear un mundo ecológicamente mejor!

Sabemos que tu auto es una parte importante y necesaria de tu vida cotidiana, pero existen prácticas fáciles para reducir tu huella de carbono. ADEMÁS: ¡todos estos consejos te ayudarán a ahorrar dinero!

  1. Conduce con seguridad

Este consejo parece demasiado fácil. Sin embargo, hay varios estudios que indican que puedes reducir la cantidad de combustible que consume tu auto hasta un 40 por ciento sólo por conducir con seguridad. Esto equivale a un ahorro de 23-97 centavos por cada galón de gasolina. Puedes hacerlo acelerando gradualmente, anticipando paradas, no frenando bruscamente y manteniendo una velocidad constante.

 

  1. Mantén tu vehículo

Asegúrate de cambiar los filtros del aire acondicionado, aceite y combustible de tu auto cuando sea necesario. Estos filtros previenen que materiales dañinos entren en tu motor o salgan al aire. Si no cambias estos filtros regularmente, la concentración de estos materiales dañinos resultará en la contaminación del aire tanto dentro como fuera del vehículo y consumirá más combustible.

 

  1. Siente el viento en tu pelo

Durante el verano, el aire acondicionado en tu vehículo te puede salvar la vida. Pero, el aire acondicionado puede causar estragos en tu motor puesto que usa más combustible, y esto hace que aumenten las emisiones de anhídrido carbónico. Prueba conducir con tus ventanas abiertas para refrescarte en un día caluroso en vez de encender el aire. También podrías encender el aire acondicionado sólo para refrescarte antes de bajar las ventanas. Como mínimo, asegúrate de que tu vehículo tiene la cantidad de refrigerante correcta para que funcione de forma más eficiente.

 

  1. Pon tu auto “a dieta”

Si tu cajuela está llena de cosas que jamás usas, tu auto no puede trabajar de forma eficiente, lo cual significa que las emisiones de carbono aumentarán. Saca todas las bolsas extras, cajas, basura y otras cosas innecesarias.

 

  1. Resucita tus llantas desinfladas

Si los neumáticos de tu vehículo tienen la presión baja , tu motor tendrá que trabajar más duro para poner en marcha tu auto. Muchas gasolineras tienen un inflador para llantas que puedes usar gratis a un precio muy bajo. También puedes comprar un medidor de presión de aire para tus llantas por un precio alrededor de $5 si no tienes uno.

Puede parecer que hacer cambios tan pequeños como éstos no servirán de mucho. Sin embargo, los cambios pequeños se acumulan a lo largo del tiempo para marcar una gran diferencia.

Por supuesto que hay otras maneras para reducir tu huella de carbono aparte de estos ajustes y modificaciones a vehículo existente. Puedes caminar a tu trabajo o a la escuela si es posible. Puedes usar aplicaciones móviles como Waze para checar el tráfico en tu ruta y evitarlo en la medida de lo posible. Trata siempre de pensar cómo tu forma de actuar puede afectar al medioambiente a largo plazo. Ayúdanos a proteger nuestro planeta para las generaciones futuras.

Para conseguir tarifas excelentes en tu seguro de auto, llama a uno de nuestros agentes hoy mismo al 1-800-INFINITY o ¡visita nuestra página de seguro de auto para obtener una cotización gratis!

 

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.