Cinco consejos para volar con niños

Traveling with Kids

Todos hemos escuchado esas historias de terror. Los niños haciendo pataletas en los aeropuertos, pateando los asientos en el avión. Si bien viajar con niños puede crear recuerdos que duran toda la vida, volar con niños puede ser una tarea estresante, en especial si no estás preparado. Echa un vistazo a estos cinco consejos que debes de tener en cuenta cuando te vas de vacaciones en familia.

1. Prepárate para presentar los documentos de los niños

Passport Kid.jpg

Al volver al país, todos los adultos y menores (incluso los bebés) deben tener consigo su pasaporte o el documento del Programa de Viajero de Confianza (Trusted Traveler Program). El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) también recomienda tener una copia de todos los pasaportes en un lugar separado.

¿Qué pasa si ninguno de los padres viaja con el niño?

El DHS menciona:

  • Si acompañas a un niño menor de edad sin los padres, ten una carta de ambos padres que indique que tienes permiso para viajar con el menor.
  • Si solo uno de los padres acompaña al niño, el padre debe tener una nota del otro padre del niño. Por ejemplo, "reconozco que mi esposa / esposo está viajando fuera del país con mi hijo / hija. Él / Ella / tiene mi permiso para hacerlo".
  • Si un padre soltero tiene la custodia exclusiva, una copia del documento de custodia del tribunal puede reemplazar una carta del otro padre.

2. Minimiza el caos en el avión

Traveling with kid_0.jpg

No importa el tiempo o el lugar, los niños pueden ser como el conejito Energizer, lleno de energía durante el tiempo que dura el viaje, que puede llegar a parecer un periodo infinito. Y el vuelo es solo una parte de la totalidad del tiempo de vacaciones familiares. Si tu vuelo dura varias horas, querrás mantener esa energía ilimitada al mínimo, para tu comodidad y la de los otros pasajeros también. Una forma de hacerlo es calcular correctamente el tiempo de vuelo.

Según LifeHacker, si tienes un vuelo por la tarde, asegúrate de que tu hijo esté agotado de antemano con actividades físicas como jugar al aire libre. De esa forma, para cuando llegue el vuelo, estará más que feliz de sentarse durante unas horas e incluso tomar una siesta.

3. Empaca algunos elementos esenciales

Packing with Kids.jpg

Con los niños grandes y pequeños, olvidarse de empacar incluso un artículo esencial puede ser catastrófico. Ya sea que sea su juguete favorito o un un bocadillo, olvidarlos puede arruinar la experiencia de viajar para padres y para los niños. Aquí te sugerimos una lista útil de objetos. Revísala para tomar ideas para tu viaje de vacaciones familiares.

- Bolsas de plástico (un bote de basura portátil).

- Bocadillos saludables (galletas saladas, barras de granola).

- Crayones y papel para colorear.

- Auriculares y dispositivos tecnológicos (por ejemplo, tabletas, teléfonos inteligentes).

- Lo necesario para cambiar pañales.

4. Mantén a los niños involucrados después de llegar

Kid Flying.jpg

Aquí es donde la investigación resulta útil. El sentido común nos dice que lo que mantiene ocupado a un niño pequeño no es lo mismo que lo que mantiene ocupados a los adolescentes. Es por eso que depende de ti hacer una investigación previa. Asegúrate de que haya algo para mantener a los menores entretenidos durante las vacaciones en familia, de acuerdo con su edad.

Por ejemplo, los niños pequeños necesitarán un lugar para ir a correr y jugar, mientras que los adolescentes probablemente querrán estar cerca de un punto de acceso Wi-Fi para compartir fotos de sus vacaciones familiares con sus amigos.

5. Investiga los procedimientos de seguridad del aeropuerto de antemano

Security Kid.jpg

Pasar por la seguridad del aeropuerto puede ser un proceso tedioso pero necesario para garantizar la seguridad de todos, especialmente cuando se vuela con niños. Es posible que por estar ocupado quitándole los zapatos a los niños, quizá te olvides de informarle al oficial de seguridad que está llevando más de 3.4 onzas de leche fórmula, leche materna o jugo.

Según la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), es posible que los oficiales necesiten inspeccionar los líquidos que estás llevando. Lidiar con las regulaciones del aeropuerto mientras viajas con niños es mucho más fácil cuando sabes de antemano qué hacer.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.