Niños seguros: Dentro y fuera del automóvil

Baby in Car Seat

Todos los conductores tienen la responsabilidad de proteger a los niños, a los que están en el automóvil con nosotros y a los que están afuera. Los niños son más vulnerables a los accidentes. ¿Por qué? Juegan, corren y actúan sin medir las consecuencias de sus acciones.

 

Aquí te proporcionaremos algunas medidas simples para protegerlos.

 

Dentro del auto

  • Si tienes niños pequeños, te sugerimos que instales cerraduras de seguridad de puertas y ventanas traseras para niños. De esta forma, no tendrás que preocuparte por abrir la puerta o subir y bajar las ventanas.

  • Nunca dejes a un niño solo en el automóvil. Cuando los niños están en un lugar cerrado, las temperaturas pueden aumentar y corren el riesgo de sufrir deshidratación, insolación e incluso la muerte.

  • Antes de enrollar las ventanas, asegúrate de que los niños no estén sacando la cabeza, los dedos u otras partes del cuerpo.

  • Nunca te alejes del automóvil mientras está funcionando o cuando las llaves están en la ignición.

  • La primera regla después de subirse al automóvil es que CADA UNO debe usar su cinturón de seguridad. Haz de este ritual parte de tu rutina.

  • Los niños menores de 13 años deben sentarse en la parte posterior en todo momento.

  • Los bebés y niños pequeños deben sentarse en un asiento infantil convertible. Consulta la guía del asiento para saber cómo ajustar los cinturones de seguridad correctamente y para saber escoger un asiento según la edad y el peso del niño.

  • ¿Sabías que 9 de cada 10 asientos para niños no están configurados correctamente? Si tienes inquietudes o preguntas, consulta a tu NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras) local y un experto estará encantado de verificar si el asiento está configurado correctamente para mantener a tu niño seguro. ¡También hay técnicos que hablan español!

Fuera del auto

  • Enseña a tus hijos que los autos son peligrosos y que tengan cuidado cuando estén cerca de ellos.

  • Mira siempre dos veces antes de mover el automóvil hacia adelante o hacia atrás. Los niños podrían estar corriendo alrededor del vehículo.

  • Respeta las señales de tráfico en todo momento y ten mucho cuidado al conducir por las zonas escolares.

  • Si ves un autobús escolar, para inmediatamente. Tu automóvil debe permanecer a una distancia de al menos 20 pies del autobús. No respetar esta distancia o pasar el autobús puede causar accidentes y multas muy caras.

Estos simples consejos pueden salvar la vida de un niño. Habla con tus hijos sobre estos pasos y enséñales a marcar el 911 en caso de emergencia. Y recuerda, el sentido común es tu mejor aliado.

 

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.