Manejo defensivo: 6 Hábitos de conducción peligrosos

Distracted Woman Driving

El poner una prioridad en la seguridad vial es imprescindible para tener carreteras más seguras para el público. Por eso, muchos han instituido cursos de manejo defensivo, para educar a los conductores sobre maneras de mejorar sus hábitos de conducción. De hecho, la tasa de fatalidades para los jóvenes menos de 21 años baja hasta un 50% después de tomar una clase de manejo defensivo.

Claro está, no todos tienen ni el tiempo ni los recursos para inscribirse en un curso de manejo defensivo. Por eso, hemos construido una lista de los 6 hábitos de conducción vial más peligrosos y comunes entre los conductores.

#1) Tejiendo dentro y fuera de carriles

El cambiar carriles constantemente con el objetivo de tratar de pasar el tráfico es una forma de conducción temeraria y pone la seguridad vial de otros conductores a riesgo. El conducir con agresividad también es una de las causas más comunes de accidentes automovilísticos. Además de ser un hábito peligroso, este tipo de agresión en la carretera causa a que otros conductores se sientan defensivos y ansiosos.

Aunque un conductor se sienta que está ahorrando muchísimo tiempo con el cambiar de carril constantemente para adelantarse del tráfico, lo cierto es que el ahorro de tiempo es tan mínimo que la cantidad de personas a las que pone en peligro no vale la pena.

Entérate de lo que descubrieron el equipo de Mythbusters del canal Discovery sobre el mito de permanecer en un solo carril versus el cambiar de carriles.

#2) No ceder el derecho de vía

Hay varias ocasiones en donde un conductor debe ceder el paso a otro conductor, a ciclistas, o un peatonal. La falla ocurre cuando un conductor ignora las reglas del derecho de vía y procede al tráfico, sin consideración de otros en la carretera. El manejo defensivo es muy importante en estas situaciones, ya que en el 2015, el no ceder el derecho de vía represento casi el 7% de los factores relacionados para conductores y motociclistas implicados en accidentes fatales.

Lo importante es mantener la seguridad vial, ceder el derecho de vía, y tratar de establecer contacto visual con otros conductores, para minimizar las probabilidades de un accidente.

#3) Conducir bajo la influencia del alcohol

Está claro que el conducir un vehículo involucra concentración y coordinación mental. Pero, la influencia del alcohol lo hace más difícil de pensar rápidamente y reduce la habilidad de concentrarse. Generalmente, cuanto mayor sea el consumo de alcohol, es más probable que una persona se vea involucrada en un accidente.

Además de poner la seguridad vial de todos a riesgo, si un oficial de policía te detiene, es probable que examinen tu nivel de concentración de alcohol en la sangre, conocido como BAC. Si el porcentaje de la concentración de alcohol en la sangre pasa un nivel de umbral especifico (0.08%), te pueden acusar por ofensa criminal.

#4) Exceso de velocidad

No importa si el exceso sea de 10 o de 30 millas por hora. El exceso de velocidad es ilegal por buenas razones. Hasta la administración de seguridad vial nacional (conocido en inglés como NHTSA) reporta que hay una gran variedad de consecuencias que resultan del exceso de velocidad. Algunas de ellas incluyen la eficacia reducida del equipo de seguridad dentro del vehículo, un mayor potencial de pérdida de control del auto, y una gravedad mayor de choque (lo cual conduce a lesiones más graves).

#5) No prestar mucha atención a condiciones de carretera

El manejo defensivo es imprescindible durante las épocas de invierno o en condiciones de lluvia extrema. Piénsalo, con un poco de hielo en la carretera o con niebla en las calles, el nivel de visibilidad de un conductor se puede limitar intensamente.

¿Entonces, que pasos preventivos pueden tomar los conductores para mantener la seguridad vial? Lo más importante es reducir la velocidad del auto. No importa si otros conductores quieran ir a una velocidad excesiva, porque si tienes problemas con la visibilidad por las condiciones extremas, lo más sabio es el reducir tu velocidad. También, el tener un botiquín de primeros auxilios y un conjunto de ropa sería una gran ayuda.

#6) El 'Chupar Rueda'

Conocido en inglés comotailgating’, el chupar rueda involucra conducir demasiado cerca al vehículo en frente de uno, hasta el punto de que la distancia entre los dos autos no garantiza que es posible evitar un accidente con simplemente frenar. Lógicamente, el conducir agresivamente con poco espacio entre dos vehículos reduce el espacio de tiempo que el conductor tiene, para reaccionar en una situación inesperada.

Por lo típico, la regla de oro es de enfocarse en dejar 10 pies de distancia por cada 10 millas por hora. Por ejemplo, si estas conduciendo a 50 mph, es recomendable mantenerse a unos 50 pies de distancia.

No importa cuantos años de experiencia tengas conduciendo en las calles, la importancia del manejo defensivo y de la seguridad vial es indispensable. También, asegúrate de tener un equipo de personas confiables cuando conduzcas tu vehículo. Llama a un agente de Infinity al 1-800-INFINITY u obtén una cotización en línea hoy mismo.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.