Los autos eléctricos: ¿Te pueden ayudar a ahorrar dinero?

Electric Car Parking Spot

En los últimos años, los expertos de la industria automotriz han elogiado a los autos eléctricos por muchas razones: por su nivel bajo de emisiones, por el uso doméstico de la energía y por la comodidad de recargar la batería desde el hogar. Después de analizar las evidencias, es claro que estos vehículos son una mejor opción para el medio ambiente, pero ¿realmente te ahorrarán dinero? La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, incluyendo el costo inicial del auto, cuánto tiempo planeas ser dueño del auto, las reparaciones que necesitará y el precio de la gasolina.

Precio de compra

Los vehículos eléctricos son significativamente más caros que los modelos convencionales que utilizan gasolina. En realidad, un auto eléctrico puede costar hasta $15,000 más que un vehículo similar que utilice gasolina. Puede que te sea difícil recuperarte de esta diferencia en el precio.

Los costos de la gasolina

Arrancar un auto eléctrico es mucho más barato que el echar andar a un vehículo que utiliza gasolina, especialmente con los altos precios de la gasolina. De hecho, cuesta 3 veces más poder encender un vehículo convencional que un auto eléctrico. Para los conductores que pasan mucho tiempo en la carretera, los ahorros se van acumulando.

Los gastos en las reparaciones

La reparación más cara que puedes llegar a tener con un vehículo eléctrico es el reemplazo de la batería. Si es necesario reemplazar la batería, puedes gastar hasta $13,500 en una batería nueva para tu coche eléctrico. Sin embargo, la reparación del motor en un vehículo convencional varía dependiendo del tipo de auto. En un auto económico la reparación del motor puede llegar a costar por lo menos $5,000, mientras que reemplazar el motor de un auto lujoso puede llegar a costar hasta $18,000.

Analizando el costo total

Con tantos factores a considerar, puede ser muy difícil el poder determinar si un auto eléctrico es lo adecuado para ti. Si no manejas mucho, por ejemplo, no ahorrarás lo suficiente para contrarrestar el alto precio de compra de un auto eléctrico. Sin embargo, si manejas con frecuencia,  te recuperarás pronto del costo inicial.

También hay que considerar los costos de las reparaciones. Si adquiriste un auto lujosos y planeas quedarte con el por mucho tiempo; es probable que el costo de las reparaciones de un auto que utiliza gasolina con un motor caro exceda el costo de las reparaciones de un vehículo eléctrico. Por otro lado, si tu auto tiene un motor económico, el vehículo eléctrico a largo plazo te costará más.

Como conclusión, decidir que es lo que más te conviene requiere de un análisis cauteloso de todos los costos involucrados, al igual que el considerar tus hábitos de manejo.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.