Niños Seguros: Dentro y Fuera del Coche

Todo conductor tiene la responsabilidad de proteger a los niños, tanto los que vienen en el coche con nosotros como los que están afuera. Los niños son más vulnerables a tener accidentes. ¿Por qué? Porque juegan, corren y actúan sin darse cuenta de lo que implican sus acciones. Aquí te daremos algunas medidas sencillas para protegerlos. 

Dentro del coche

  • Si tienes niños pequeños, te sugerimos instalar los seguros para puertas traseras y ventanas. De este modo no podrán abrir la puerta o subir y bajar ventanas por sí solos.
  • Nunca dejes un niño solo en el coche. Cuando se encuentran en un lugar cerrado, la temperatura puede aumentar y corren el riesgo de sufrir deshidratación, insolación o incluso la muerte.  
  • Antes de cerrar las ventanas, asegúrate que no estén asomando la cabeza, los deditos, u otra parte del cuerpo.
  • Nunca te alejes del coche mientras esté encendido o estén las llaves pegadas.
  • La primera regla después de subirse al coche es que TODOS se pongan su cinturón de seguridad. Háganlo parte de su rutina. 
  • Los niños menores de 13 años deberán sentarse en la parte trasera en todo momento.
  • Los bebés y niños pequeños deberán sentarse en un asiento infantil convertible o en un asiento elevado. Consulta los manuales de estos asientos para saber cómo ajustar los cinturones de seguridad adecuadamente y para saber qué tipo de asiento les corresponde de acuerdo a su edad y peso. 
  • ¿Sabías que 9 de cada 10 asientos para niños no se instalan correctamente? Si tienes dudas, acude a tu NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration, por sus siglas en inglés) local y un experto con gusto verificará que la instalación sea segura y adecuada para tu pequeño. ¡También cuentan con técnicos que hablan español!

Fuera del coche

  • Enseña a tus niños que los coches pueden ser peligrosos y que cuando estén cerca de uno, deben ser precavidos.
  • Siempre revisa dos veces antes de avanzar o retroceder el coche. Los niños suelen correr atrás de pelotas y otros juguetes.
  • Respeta las señales de tránsito en todo momento y ten mucha precaución al manejar en zonas escolares.
  • Si ves un autobús escolar, detente inmediatamente. Tu coche deberá permanecer a una distancia de por lo menos 20 pies del autobús. No respetar esta distancia o rebasar al autobús puede ocasionar accidentes y multas muy altas. 

Estos sencillos consejos pueden salvarle la vida a un menor. Habla con tus hijos sobre estas medidas y enséñales a marcar el 911 en caso de una emergencia. Y recuerda, el sentido común es tu mejor aliado.