Cómo cuidar tu mascota durante un viaje

Traveling with Dog

Los viajes por carretera pueden ser divertidos para ti y tu mascota. Muchos perros y otros animales de compañía disfrutan estar en el auto, y para que sigan disfrutando buenos momentos, asegúrate de saber cómo cuidar de ellos en el camino.

Consejos Generales

Entrena a tu mascota

Lleva a tu perro a clases de entrenamiento para que aprenda a responder a tus órdenes cuando le pidas que se siente, que se esté quieto o callado. Tener un perro obediente te ayudará a lograr una mejor experiencia en los lugares públicos, como en el área de recepción de un hotel, las gasolineras o las zonas de descanso en la carretera.

Asegúrate de que se aceptan mascotas

Antes de te embarques en tu aventura, asegúrate de que tus mascotas van a ser bienvenidas en el lugar de destino. Hay algunos hoteles o restaurantes en donde los animales no tienen acceso. Del mismo modo, si tu viaje por carretera va a tener lugar en Hawái, ten en cuenta que este estado pone a las mascotas en un periodo de cuarentena de hasta 120 días.

Hay hoteles que sí permiten mascotas. En estos casos, mantén tus animales de compañía limpios y solicita una habitación en la planta baja, para que sea más fácil sacarlos a que hagan sus necesidades. Si vas a salir, coloca el letrero de “no molestar” en la puerta si no quieres que el equipo de limpieza o mantenimiento entre en la habitación y se asuste al ver a tu mascota.

Lleva el informe médico

¿Tiene tu mascota problemas de salud? ¿Necesita tomar algún tipo de medicación? Lleva su informe médico contigo, junto con los comprobantes de las vacunas. Existe al posibilidad de que en algún momento tengas que visitar al veterinario y tener estos documentos a mano te resultará útil.

También es recomendable que lleves un kit de primeros auxilios, no solo para ti, sino también para tus mascotas. Nunca sabes cuándo podrías necesitarlas. Pregunta a tu veterinario qué artículos deberías añadir a tu kit.

Para que tu mascota esté cómoda

Además de mantas y juguetes, hay algunas cosas que puedes hacer para que tu mascota esté contenta y cómoda:

Dales su espacio

Tu mascota necesita espacio. Obviamente, una mascota más grande necesitará más espacio. Como mínimo, tu mascota debería ser capaz de ponerse de pie y girar en un círculo.

Una SUV puede ser perfecta para esto, especialmente si los asientos se pueden bajar. Asegúrate de contar con este tipo de vehículos para proveerle un lugar de tamaño suficiente a un animal grande, por ejemplo, a un perro de gran talla. Algunas personas transportan a los animales grandes en la caja de las camionetas. Esto no es recomendable, ya que tu mascota estaría muy expuesta a los elementos y no podrías verla fácilmente, por lo que debe ser algo que se hace solo cuando sea inevitable y en viajes cortos a velocidad baja.

No dejes que saque la cabeza

Muchas mascotas, en particular los perros, adoran sacar la cabeza por la ventana; pero esto no siempre es bueno para ellos, especialmente en un viaje de carretera de alta velocidad. El viento podría golpearles la cara con demasiada fuerza y lastimarles los ojos, especialmente en razas que ya suelen tener problemas de los ojos, como los Shih Tzu. Otro riesgo al que se enfrentan es que los puedan golpear los escombros que están volando. También existe el riesgo de que tu mascota salte del vehículo, si la ventana está lo suficientemente abierta.

Mantenlos contigo

Las mascotas pueden ser inestables en el auto y esto pone en riesgo su seguridad, en especial si tu mascota es pequeña: podría salir volando disparada si hubiera un frenazo inesperado. Si sabes que viene una curva cerrada o que el automóvil está próximo a detenerse, sostén firmemente a tu mascota para mantenerla a salvo. Incluso puedes comprar arneses de seguridad que sirven para mantener a las mascotas pequeñas en su lugar.

Baña tu mascota

Bañar a tu mascota antes de salir puede ser beneficioso para ambos. Un animal maloliente es doblemente molesto cuando el olor está atrapado en el interior de un vehículo. El olfato de tu mascota es mejor que el tuyo, así que tu animal tampoco no estará feliz. Es posible que en el lugar en el que te hospedes no tengas acceso a las instalaciones adecuadas para bañar a tu mascota. Así que aséala la víspera del viaje o el mismo día de tu partida, pero ten cuidado de que esté completamente seca antes de salir.

Deja el aire acondicionado encendido

Tu mascota necesita aire, especialmente si es una criatura muy peluda. Dejando el aire acondicionado por lo menos en la capacidad mínima mantienes a tu mascota más fresca y también le provees aire fresco. Si notas que tu animal jadea, bebe mucha agua o que insiste en ponerse delante de los conductos de ventilación, ajusta la intensidad del aire y ponlo más fuerte, para que pueda refrescarse.

Deja que saque su energía

¿Ha experimentado esa sensación de agitación que te invade cuando has estado en el auto durante mucho tiempo? Las mascotas la padecen también. Cuando te detengas para que tu mascota use el baño, camina con ella durante un rato para que ambos puedan estirar las piernas.

Artículos que debes llevar

Agua

Water-Pet-Dog.jpg

Esto es muy importante, incluso si piensas que será un viaje bastante rápido. La emoción de estar en el auto hace que tu perro jadee más, y necesite más líquidos, y si hace calor afuera, las temperaturas elevadas empeorarán el problema. Cualquier mascota tendrá mucha sed en el camino, así que lleva una botella de agua fría contigo. Consigue un recipiente antideslizante y colócalo en el asiento trasero o en el suelo, si tu mascota puede alcanzarlo. Si no tienes un recipiente antideslizante, lleva un recipiente regular y deja que tu mascota beba cada vez que te detengas, que debe ser cada hora más o menos. Si el agua se agota o se calienta, detente y compra una botella nueva en un área de descanso o una gasolinera.

Comida

Pet-Cat-Food.jpg

Si tu viaje dura solo unas pocas horas, puedes ignorar esta sección. Comer en un área pequeña y diferente puede causarle malestar estomacal a tu mascota. Esto es especialmente cierto si tienes un animal que se marea en el auto. Si alimentas a tu mascota en el auto, debes estar pendiente de posibles señales de angustia y asegurarte de dejarla ir al baño poco después de haber ingerido alimentos.​​​​​​​

Bolsas de plástico

Pet-Dog-Plastic-Bag.jpg

Es importante que te detengas y dejes que tu perro haga sus necesidades. Si acaso ocurriera algún inconveniente que limpiar, los trabajadores del área de descanso o gasolinera estarán muy agradecidos si eres tú quien lo recoges. En la sección de mascotas de cualquier tienda puedes comprar pequeñas bolsas especiales para este propósito o puedes utilizar bolsas de plástico viejas.​​​​​​​

Correa

Pet-Cat-Leash.jpg

Debes ponerle una correa a tu mascota para sacarla del auto. Algunas zonas de descanso pueden tener reglas al respecto. Aunque te detengas en alguna parte donde la correa no sea un requisito, tu mascota debería ir siempre con la correa puesta. Incluso el animal de mejor comportamiento puede actuar de manera diferente cuando está en un lugar nuevo o cuando está bajo tensión. Y si tu viajes sigue carreteras interestatales y autopistas, puede ser particularmente peligroso que tu mascota se escape.​​​​​​​

Juguetes

Pet-Puppy-Toys.jpg

Especialmente si estás conduciendo con un cachorro o con una mascota de temperamento muy activo, tienes que llevarle un juguete. Si un cachorro está mudando dientes, puede decidir desquitarse con tu tapicería. Si piensas que tu mascota podría estresarse durante el viaje, traer su juguete favorito puede contribuir a que el ambiente le parezca un poco más familiar. ¡Solo asegúrate de no perderlo!​​​​​​​

Mantas

Pet-Kitten-Blanket.jpg

Tu mascota puede buscar mayor comodidad al acostarse, especialmente si va a estar en el piso. También puede que tengas un animal pequeño que padece de frío, especialmente en el invierno. Si cubres a tu perro, necesitas asegurarte de que él o ella no se caliente demasiado. ¡Una manta también puede beneficiarte a ti! Si tienes un perro que le gusta sentarse en el regazo de un pasajero (¡nunca del conductor!) poner una manta sobre tus piernas puede mantenerte más cómodo y prevenir que tu mascota te rasguñe. Asegúrate de que se trata de una manta que no te importa que huela como tu mascota o que tenga el pelo de las mascotas.

Maneras para que tu mascota esté más cómoda

Además de mantas y juguetes, hay algunas cosas que puedes hacer para que tu mascota esté contenta y cómoda.

Dales mucho espacio

Pet-Dog-Travel-Car.jpg

Tu mascota necesita espacio, no importa lo pequeña que sea. Obviamente cuando viajas con una mascota más grande, como un perro grande, necesitarás proporcionar más espacio. Tu mascota debe ser capaz de ponerse de pie y girar en un círculo como mínimo. Una camioneta o una SUV puede ser perfecta para esto, especialmente si los asientos se pueden bajar. Asegúrate de tener estos tipos de vehículos para proveerle suficiente espacio a un animal grande. Muchas personas también colocan animales grandes en la caja de los camiones. Esto no es recomendable, ya que tu mascota estaría muy expuesta a los elementos y no podrías verla fácilmente, por lo que debe ser algo que se hace solo cuando sea necesario para viajes cortos a velocidad baja.

No dejes que saque su cabeza

Pet-Dog-Car-Window.jpg

Muchas mascotas, especialmente perros, aman sacar sus cabezas por la ventana, no siempre es bueno para ellos, especialmente en un viaje de carretera de alta velocidad. El viento puede azotar contra sus caras demasiado fuerte. Esto puede ser muy malo para los ojos, especialmente para una raza que ya tiene problemas de los ojos como un Shih Tzu. Cuando una mascota tiene la cabeza fuera de la ventana puede ser golpeada por escombros que están volando. También existe el riesgo de que tu mascota salte del vehículo si la ventana está lo suficientemente abierta.

Mantenlos contigo

Pet-Cat-Travel-Lap.jpg

Las mascotas pueden ser muy inseguras e inestables en el auto. Especialmente si tienes una mascota pequeña, puede salir volando si hay un freno inesperado. Si sabes que viene una curva cerrada o una parada, aguanta a tu mascota para mantenerla a salvo. Incluso, hay arneses de seguridad que se pueden comprar para sostener a mascotas pequeñas en su lugar.

Baña tu mascota

Pet-Puppy-Bath.jpg

Bañar tu mascota antes de salir puede ser beneficioso para ambos. Un animal maloliente es doblemente molesto cuando el olor está atrapado en el interior de un vehículo. El olfato de tu mascota es mejor que el tuyo, así que no estará feliz tampoco. Si te hospedas en algún lugar, puede que no tengas acceso a una manera de bañar a tu mascota. Así que báñala el día antes o el día del viaje, pero ten cuidado de que esté completamente seca antes de salir.

Deja el aire acondicionado encendido

Pet-Fan-Cool.jpg

Tu mascota necesita aire, especialmente si es una mascota muy peluda. Dejando el aire acondicionado por lo menos en la capacidad mínima mantienes a tu mascota más fresca y le provee aire fresco también. Si notas que tu animal jadea, bebe mucha agua o se pone delante de los conductos de ventilación, pon el aire más fuerte para que pueda refrescarse.

Deja que consuma energía

Pet-Dog-Energy-Tail.jpg

¿Conoces esa sensación agitada que te pasa cuando has estado en el auto durante algún tiempo? Las mascotas la tienen también. Cuando te detienes para que tu mascota use el baño, camina con ella durante un tiempo para que ambos puedan estirar las piernas.

Además de tu mascota, recuerda que durante tu ruta por carretera también deberás preocuparte por ti y los demás pasajeros. Comprueba que tu seguro de auto está al día y que tienes la cobertura necesaria para tu aventura. Llama a unos de nuestros amables agentes al 1-800-INFINITY o visita nuestra página web para recibir una cotización gratis.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.