Evita la Agresividad al Volante

Si eres una persona amable y amigable con los demás, no hay ninguna razón por la cual tengas que optar por la violencia ¿verdad? De acuerdo a la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA por sus siglas en inglés), la violencia en el camino “es considerada un acto criminal que involucra la violencia. La agresividad oscila entre seguir muy de cerca a los otros autos, manejar a alta velocidad o pasarse el semáforo en rojo”. Definitivamente debes de evitar la agresión en el camino. He aquí cinco consejos prácticos que te mantendrán en calma mientras controlas el volante.

1. Duerme Bien

El dormir menos de ocho horas al día te pone de mal humor e irritable y tienes menos probabilidades de estar alerta en el camino. Así que, vete a la cama más temprano y evita la agresividad en el camino.

2. Ajusta Tu Horario

Si llevas prisa, es más probable que te apresures y te sientas molesto cuando manejas. Mejor, considera en tu horario a las alarmas que no funcionan, a los embotellamientos de tráfico y al mal clima.

3. Baja el Volumen del Radio

La música acelerada y fuerte puede causar que manejes en forma agresiva; mientras que la música relajante calma tus emociones y comportamientos. Si no puedes dejar de escuchar tu estación de radio favorita, considera bajar el volumen para que prestes más atención y escuches lo que está sucediendo a tu alrededor.

4. Cede el Paso a los Demás
Por naturaleza, respetas las leyes de tráfico y esperas que los demás hagan lo mismo. Pero no todo el mundo es obediente y consciente de las leyes como tú. Esta es la razón por la cual debes dejar tu orgullo y actitud en casa, en el trabajo o en el gimnasio. En tu auto siempre cede el paso.

5. Demuestra Buenos Modales

No hablas con la boca llena, no exiges la mejor oficina del edificio y tampoco le ganas el lugar, al otro conductor, en el estacionamiento del supermercado. Pero si puedes perder tus buenos modales cuando manejas. A pesar de que es difícil  ser un conductor educado con los conductores agresivos, recuerda que la agresividad siempre se resuelve con la tranquilidad. Siempre trata de:

  • Evitar  responder a cualquier agresión, incluso si tienes que orillarte.
  • No le hagas gestos ni le grites a los otros conductores y no veas a los conductores que te puedan estar haciendo gestos o gritándote.
  • Si empiezas a sentir enojo, estaciona tu auto y camina; cuenta hasta diez y respira profundo. 

La violencia en el camino crea un desafío para todos los conductores. Sé parte de la solución y no del problema al aplicar estos cinco pasos que te ayudarán a evitar la agresión en el camino. Comienza a conducir con más tranquilidad, hoy mismo.