El mal de altura: Síntomas y remedios

Happy-Skier
Algunos de los destinos más conocidos para esquiar en los Estados Unidos están ubicados a bastante altura. Tiene sentido, ya que para poder obtener nieve fresca, es necesario estar situado a cierta elevación. Lo que sucede al estar a más de 2,400 metros sobre el nivel del mar es que uno corre el peligro de sufrir el temido mal de latura. Por ello, en este artículo hablaremos de los síntomas más comunes y sus remedios.

¿Cuándo aparece el mal de altura?

El mal de montaña o mal de altura sucede cuando la presión barométrica del aire desciende como consecuencia del ascenso a elevaciones más altas. Lo que esto significa es que entre más arriba estés del nivel del mar, menos oxígeno habrá disponible en el aire que respiras.
Las personas que viven en lugares elevados como Cusco, en Perú; o Leadville, en Colorado; están acostumbrados a la elevación alta y por ello, sus cuerpos no sienten el cambio en la presión del aire.
Sin embargo, la mayoría de la gente vive en lugares que están más cerca del nivel del mar (0) y cuando viajan a la montaña para is a esquiar o a otros destinos situados a gran altura, suelen padecer los cambios en la presión del aire. Generalmente, los síntomas del mal de montaña suelen aparecer a partir de los 2,400 metros de altura.

¿Cuáles son algunos de los síntomas más comunes?

Aunque los síntomas pueden variar de una persona a otra, éstos son los más comunes:
 
  • Nausea y/o mareo.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga
  • Problemas para conciliar el sueño.
  • Pérdida de apetito.
  • Falta de aire al respirar.
Los síntomas tienden a aparecer entre las 12 y 24 horas luego de estar expuesto a una elevación mayor a los 2,400 metros, y disminuyen con el paso del tiempo. Si los síntomas persisten después de dos días, deberías de consultar con un profesional para que te faciliten las medicinas necesarias.
 
Por lo general, las personas tienden a sentir el mal de montaña cuando se dan estas circunstancias:
 
  • Cuando la ascensión es muy rápida (i.e.: Cuando aterrizas en un lugar elevado como Cusco, en Perú).
  • Si vives en un lugar con una elevación inferior a los mil metros de altura.
  • Cuando la persona tiene más de 50 años o ha sentido el mal de altura anteriormente.

Remedios para superar el mal de altura

Tal y como se menciona anteriormente, la gente tiende a sentir el mal de montaña cuando llega de repente a una elevación alta. Por ello, si es posible, es preferible que vayas ascenciendo al lugar deseado de forma gradual. Siempre que puedas, maneja hasta la montaña o el resort de esquiar para que tu cuerpo se vaya acostumbrado a la nueva altitud.
Del mismo modo, deberías considerar la opción de alojarte en un lugar que esté ubicado en una altitud más baja. Podrías pasar el día esquiando, y después descender al hotel, ya que dormir en una elevación más baja podría ayudarte con el mal de altura.
Es importante mantenerse hidratado mientras uno se encuentra a gran altura. Bebe mucha agua para evitar el mal de montaña y no consumas bebidas alcohólicas. El alcohol podría incrementar los síntomas. Y, al igual que mantenerse hidratado es importante, también los comer bien. No te saltes las comidas y procura que tu dieta incluya muchos carbohidratos como la pasta, pan y comidas basadas en papas.
Por último, si has sufrido el mal de altura en el pasado y ya conoces los síntomas, una forma de evitar que te vuelva a suceder lo mismo es recurriendo a la medicina como Diamox. Aunque por lo general este medicamento está asociado con el glaucoma, también ayuda a aliviar los síntomas del mal de montaña. Antes de ingerir estos medicamentos, habla con tu doctor para saber la dosis que necesitas tomar.
Estos consejos son los más recomendados, pero recuerdas hablar siempre con un profesional antes de embarcarte en un viaje que te lleve a un destino ubicado a más de 2,400 metros de altura.
Y si buscas que tus viajes sean más fáciles y baratos, nosotros podemos ayudarte a encontrar un seguro de auto que se ajusta a tus necesidades. Simplemente llama a unos de nuestros agentes en el 1-800-INFINITY o visita nuestra página web para recibir una cotización gratis en minutos.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.