Cómo mejorar tu historial crediticio

erasing old credit score

Cuando vives en los Estados Unidos, tu historial crediticio es muy importante. De hecho, en ciertos casos como cuando necesitas pedir un préstamo para una casa o un auto, tener una puntuación alta es vital. Pero, ¿qué sucede cuando tu puntuación no es buena? En este artículo compartimos siete consejos para aprender a mejorar tu historial crediticio.

1. Revisa tu informe

Lo primero que necesitas hacer para mejorar tu situación actual es revisar tu informe. ¿Cuándo fue la última vez que pediste ver tu puntuación de FICO? Algunos bancos te permiten ver tu historial de forma gratuita, pero si el tuyo no ofrece esta opción, puedes crear una cuenta con Credit Karma, y revistar tu puntuación.

Credit Karma es una herramienta que te permite ver un resumen de tu actividad financiera, te muestra cuáles son los errores que has cometido y que han afectado tu puntuación y te ayuda a determinar qué debes hacer para mejorar tus circunstancias actuales. Echa un vistazo a tu informe y toma nota de las cosas que debes arreglar antes de saltar al siguiente consejo.

2. Crea un plan

Una vez que sepas qué errores has cometido, crea un plan que te ayude a mejorar tu situación. Aunque establecer objetivos pueda dar un poco de vértigo, existen distintas herramientas que te ayudarán a establecer un presupuesto mensual para pagar tus deudas.

Una de estas herramientas se llama credit.com, además de verificar tu puntuación actual, esta página web te permite crear un plan al que puedes adherirte para mejorar tu historial crediticio.

3. Paga tus deudas

Lo primero que debes hacer es pagar tus deudas. Debes comprometerte a pagar una cantidad mensual hasta que el balance de tu(s) tarjeta(s) de crédito sea cero. Una vez que hayas saldado tus deudas podrás empezar a mejorar tu historial crediticio.

4. Sé puntual en tus pagos

Los pagos tardíos suelen ser habituales. Un retraso de un día podría perjudicar seriamente tu puntuación. Así que, si quieres mejorar tu resultado de FICO, debes pagar puntualmente todas tus facturas y tarjetas de crédito.

Una forma sencilla de evitar pagos tardíos es la opción de autopago. Si tu banco no ofrece esta función, crea una alerta en tu dispositivo móvil o computadora que te ayude a recordar que tu siguiente pago está próximo.

5. Longevidad de las cuentas

Uno de los factores que FICO tiene en cuenta a la hora de puntuar tu crédito es la longevidad de tus cuentas. ¿Cuántos años tiene tu tarjeta de crédito más longeva? Una tarjeta con una antigüedad menor a cinco años puede ser la razón por la que una puntuación sea baja. Trabaja en tu historial. Si no tienes ninguna tarjeta de crédito en estos momentos, solicita una que se ajuste a tus necesidades.

Si tienes más de una cuenta abierta, consérvalas así. No las cierres. Permite que lleguen a los cinco años para que empieces a crear tu historial crediticio. Esto te ayudará a mejorar tu puntuación.

6. No corras riesgos

No te confíes demasiado cuando empieces a pagar tus deudas viejas. Sigue el plan que has establecido y no olvides ningún pago, ya que una falta podría repercutir negativamente en tu puntuación.

Del mismo modo, si al crear tu plan has decidido que cada mes vas a apartar 500 dólares para pagar tus deudas, no reduzcas la cantidad. Pagar menos de lo que habías planificado podría mandar una señal negativa a FICO.

7. Mantén un saldo deudor bajo

Un último consejo que debes seguir a la hora de mejorar tu historial crediticio es que mantengas tu saldo deudor bajo. Toma en cuenta el saldo conjunto de todas tus cuentas. Si eres constante y pagas tus tarjetas a tiempo, reducirás tu saldo y pronto empezarás a ver resultados positivos.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tu historial crediticio. Considera que la puntuación no mejorará de la noche a la mañana porque es un proceso que lleva tiempo. Pero si pones empeño, deberías empezar a ver resultados en pocos meses.

 

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.