El encierro de San Fermín en Pamplona

Running of the Bulls in Pamplona

Aunque fue el escritor americano Ernest Hemingway quien hizo famoso el encierro de San Fermín en el mundo entero, esta tradición española se celebra en Pamplona desde la Edad Media.

¿Cuál es el origen del encierro de San Fermín?

Para entender el origen del encierro de San Fermín hay que viajar atrás en el tiempo hasta la época medieval. Con la llegada del verano, la ciudad de Pamplona solía celebrar una feria comercial que comenzaba tras la noche de San Juan, en junio.

Al mismo tiempo, los pastores del sur de Navarra traían los toros de lidia hasta la plaza Mayor de Pamplona, que en aquella época servía de plaza de toros. Los toros entraban en la ciudad Navarra a la carrera, apoyados por los pastores y otras personas que ayudaban gritando y dirigiendo con palos a los toros para llevarlos hasta los corrales.

Por otro lado, el 10 de octubre se celebraba otra fiesta en Pamplona en honor al patrón de Navarra, San Fermín. Pero, debido a que el clima no era bueno en esa época del año, los pamploneses pidieron que se cambiara la fecha y fue así como se unieron estas tres actividades para crear una sola que hoy se conoce en el mundo entero como las Fiestas de San Fermín y que se celebran del 6 al 14 de julio.

¿Cómo son los Sanfermines hoy?

Las cosas han cambiado mucho desde aquellos orígenes de los que hemos hablado. Oficialmente, la fiesta dedicada a San Fermín comienza el día 6 de julio, a las doce del mediodía, con lo que se conoce como el chupinazo.

Pero, ¿qué es un chupinazo? Es un cohete pirotécnico que lanzan desde el ayuntamiento de Pamplona ante las miles y miles de personas que se acercan a la capital navarra para celebrar la fiesta. Todos están vestidos de blanco, con pañuelo y faja rojos, preparados para dar la bienvenida a los Sanfermines.

Así se da comienzo a una intensa semana de actividades donde, además del encierro, también hay conciertos musicales, desfiles, recitales de jotas navarras, marionetas, y mucho más. Las celebraciones se extienden hasta el 14 de julio cuando, otra vez frente al ayuntamiento, la gente se acerca para cantar el Pobre de mí y despedir así la fiesta hasta el año siguiente.

Resumen del encierro

El recorrido del encierro, tal y como lo conocemos hoy, ha mantenido un itinerario y formato muy parecidos desde mediados del siglo XIX. Cada mañana, entre el 7 y 14 de julio, el encierro comienza a las 8:00AM, desde la cuesta de Santo Domingo, cuando los corredores le cantan al santo: “A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición.”

Seguidamente, se lanza un cohete que anuncia el comienzo. Los toros son liberados del corral y recorren, a una velocidad muy rápida, los 875 metros (media milla) que separan la cuesta de Santo Domingo y la plaza de toros de Pamplona. El itinerario, salvo que haya algún incidente, se suele completar entre dos y tres minutos de duración.

Es libre participar en el encierro de San Fermín, pero hay unas normas y reglas que uno debe respetar para no tener problemas con las autoridades. Debes tener más de 18 años si quieres correr y no está permitido salir si has estado tomando alcohol o has consumido algún tipo de droga. Podría ser muy peligroso.

También es importante que si participas, estés vestido de forma apropiada y, sobre todo, lleves calzado cómodo para correr. No obstruyas la carrera a las demás personas que participan en el encierro como tú y no te detengas a sacar fotografías. Está prohibido tomar fotos por tu seguridad y la de todos los participantes.

¿Por qué se hizo el encierro de San Fermín conocido?

Como hemos mencionado al principio, fue el escritor Ernest Hemingway quien hizo conocida la fiesta en el mundo entero.

El autor americano llegó a Pamplona desde París fascinado por las historias que había escuchado acerca del encierro y, la experiencia de verlo en vivo, lo marcó de tal manera que el encierro sirvió como historia de fondo para su primera novela de éxito titulada Fiesta (o en inglés, The Sun Also Rises).

Hemingway regresó a Pamplona ocho veces más después de aquella primera experiencia y dicen los pamploneses que se convirtió en uno más de la fiesta navarra. La última vez que el escritor americano visitó Pamplona fue en el año 1959, cinco años después de que recibiera el premio Nobel de Literatura.

La importancia de Ernest Hemingway con Pamplona es tal, que el escritor tiene una escultura dedicada a su figura frente a la plaza de toros de la ciudad, un lugar privilegiado para alguien que amó tanto la fiesta. Además, existe una ruta en Pamplona que lleva su nombre y que recorre algunos de los sitios que Hemingway solía frecuentar en la ciudad como el café Iruña, el bar Txoko y el hotel La Perla, todos situados en la plaza del Castillo de la capital navarra. Muchos de los turistas americanos que visitan Pamplona no sólo lo hacen por ver el encierro de San Fermín en vivo, sino también por conocer los sitios que Ernest Hemingway frecuentaba en sus visitas a la ciudad.

Las fiestas de San Fermín o Sanfermines son una experiencia única que uno debería poder vivir, al menos, una vez en su vida. Si algún día decides visitar Pamplona, recuerda mantenerte seguro y respetar las normas de la ciudad para disfrutar más de la fiesta con todos.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.