¿Cómo se puede robar tu identidad?

Fingerprint

Los datos personales te identifican: tu nombre y apellidos, tu foto, tu dirección, tu teléfono, etc. Tus datos personales lo dicen todo de ti: quién eres, dónde vives, qué haces, qué te gusta…

Antes, cuando un ladrón robaba una billetera, lo hacía buscando dinero. Ahora lo que buscan son esos datos personales, además de la información de tarjetas de crédito y cheques. Además utilizan varias técnicas para obtener información con tus datos personales:

  • Enviar correspondencia falsa, donde se hacen pasar por un banco, agencia o servicio para preguntarte datos personales.
  • Estar en la proximidad a propósito, por ejemplo, cuando alguien está escuchando tus conversaciones en público para obtener tus datos personales, o cuando se paran cerca de ti para ver los dígitos que usas en los cajeros automáticos.
  • Piratear a servidores que guardan información confidencial, como son los de juegos de internet, bancos, etc.
  • Robar documentos confidenciales.

Estos datos le permiten al delincuente moderno hacerse pasar por la persona para realizar actos criminales como:

  • Utilizar el crédito de la persona.
  • Hacer transacciones financieras a nombre de la persona.
  • Hacerse pasar por la persona por correo, tanto postal como electrónico.
  • Hacerse pasar por la persona en foros en Internet y redes sociales.
  • Recibir beneficios que le corresponden a la persona.
  • Realizar actos criminales e inculpar a la persona.

Si crees que has sido víctima de un robo de identidad, visita nuestra página: Cómo recuperar mi identidad.

¿Quieres más información sobre el robo de identidad? ¡Aquí la tienes!

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.