Las cinco demandas más comunes contra negocios

Common Business Lawsuits

Todos los propietarios de negocios temen la posibilidad de ser demandados. El riesgo es diferente dependiendo del tipo de negocio. Sin embargo, algunos tipos de demandas son comunes para todos, sin importar el tipo de negocio. Aquí hablamos de los cinco tipos de demandas contra negocios.

Discriminación Contra Trabajadores

Se define como discriminación el trato diferente que se le da a un trabajador por motivos de raza, sexo, u otros motivos. Esta es la razón más común para poner una demanda contra un negocio, ya que los trabajadores de un negocio están protegidos por la ley federal contra discriminación en su lugar de trabajo.

Este tipo de demanda también incluye el acoso laboral. El acoso laboral es el trato hostil o perjudicial de un(a) empleado(a) contra otro(a) basado en la discriminación. Si eres dueño de un negocio, y uno de tus empleados ha compartido información acerca de un acoso laboral y no actúas para resolver el problema, el empleado podría poner una demanda.

Finalmente, una demanda se puede basar en represalia. La represalia es la acción de castigar a un empleado que puso una denuncia por discriminación. Unas acciones de represalia pueden ser la degradación de posición en la compañía, rescisión, o la creación de un ambiente de trabajo hostil para él/ella.

Discriminación Contra Clientes

Tus empleados no son las únicas personas que pueden poner una demanda en tu contra basada en discriminación. Las demandas por discriminación contra clientes son muy comunes. Por ejemplo, un(a) cliente(a) puede poner una demanda en tu contra si está en una silla de ruedas y tu establecimiento no tiene una rampa para sillas de ruedas.

Violación de la ley laboral

Las leyes de sueldos y salarios pueden ser locales, federales o estatales. Se pueden entablar demandas contra empleadores que violan cualquiera de estas leyes. La mayoría de estas demandas se entablan porque el/la empleador(a) está pagando a sus empleados menos del salario mínimo o porque rehúsa pagarles más por sus horas extras.

Agravios

Un agravio es una demanda que se pone como consecuencia de la violación de los derechos civiles de una persona. Uno de éstos es la negligencia, que no es una violación intencional sino más bien un fallo cometido por el negocio por no haberse comportado de una manera razonablemente prudente. Por ejemplo, si no pones una señal de prevención para indicar un piso mojado y alguien se resbala y sufre heridas, se puede poner una demanda por agravio.

El otro tipo de agravio es la violación intencional de los derechos civiles. Un ejemplo común de este tipo de agravio es el fraude, que consiste en el acto de engañar a una persona o un grupo de personas para obtener beneficios personales o financieras.

Ruptura de Contrato

Una ruptura de contrato es una demanda entre negocios. Si ambos negocios están de acuerdos sobre los términos de un contrato, y uno de ellos no cumple con sus responsabilidades según el contrato, el otro podría poner una demanda.

Algo que debes tener en consideración para proteger tu negocio contra demandas es tener un Seguro para Dueños de Negocios. Llama a un agente de Infinity si tienes preguntas o para comprar una póliza al 1-800-INFINITY.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.