¿Cómo revisar la presión de las llantas de tu auto?

Picture of a Tire

¿Cuándo fue la última vez que revisaste la presión de las llantas de tu vehículo? Podría ser el momento para echarles un vistazo. La presión de tus llantas determina su desgaste, por lo que mantenerlas con la presión adecuada puede ayudar a que las llantas de tu auto duren más tiempo, y esto hará que ahorres dinero. También obtendrás un mejor rendimiento en el consumo de gasolina.

Conducir con llantas que tengan baja presión de aire desgasta el dibujo de la parte exterior, lo cual causará mayor fricción entre la llanta y la carretera y esto hará que el vehículo se esfuerce más. Es aquí cuando el rendimiento de la gasolina puede disminuir. Cuanto más bajo esté la llanta, mayor será el daño y menor el ahorro en el consumo de gasolina.

La presión ideal de las llantas de tu vehículo

Si utilizas tu auto a menudo, comprueba la presión de las llantas una vez al mes. Si tu auto ha estado en reposo durante un período prolongado de tiempo, revisa la presión de las llantas antes de conducir, ya que las llantas a menudo se desinflaran si no se utilizan. También deberías revisar la presión de las llantas antes de emprender un viaje largo.

A pesar de que a menudo confiamos en las luces de advertencia de nuestro auto, ten en cuenta que, en este caso, la luz sólo se encenderá si tu auto cuenta con un sistema de advertencia para la presión de las llantas de tu vehículo. Tu mejor opción podría ser revisar manualmente las llantas de tu auto y no depender que tu vehículo te indique que hay un problema. Usa un calibrador, ya que la apariencia de la llanta podría no cambiar aunque tenga presión baja.

La presión recomendada se puede encontrar en dos lugares: en la puerta del lado del conductor y en el manual del propietario. La presión de la llanta está marcada en libras por pulgada cuadrada (psi). Una llanta común para autos de pasajeros, de 14 o 15 pulgadas, necesita 34 psi, a menos que la llanta sea de bajo perfil o se trate de llantas especiales. Las llantas para camioneta varían y pueden necesitar hasta 45 psi.

¿Cómo revisar la presión de las llantas?

 

Una vez que encuentres en la puerta del vehículo la presión adecuada para las llantas, desenrosca los tapones de las válvulas en cada llanta. Coloca un medidor de presión en el vástago de la válvula y sostenlo firmemente. Este instrumento indicará la presión actual de las llantas. Si tienen baja presión, ponles aire tan pronto como sea posible.

Bombas de aire para tus llantas

Puedes encontrar bombas de aire en la mayoría de las gasolineras, pero ten preparado algo de dinero, pues mientras que algunas bombas de aire son gratuitas, otras pueden cobrarte hasta un dólar. También puedes comprar una pequeña bomba de aire eléctrica y guardarla en el maletero. Algunas bombas de aire funcionan solamente con 110 voltios, pero es posible que encuentres una bomba de aire que funcione con el encendedor de tu auto.

Cuando le pongas aire a las llantas, presiona la manguera de aire en la válvula. Espera hasta que escuches el silbido del aire que entra en la llanta. Si la manguera de aire tiene un indicador incorporado, libera la presión hasta que el indicador salga. Si aún no tiene suficiente aire, presiona de nuevo la manguera en el vástago de la válvula.

Ten en cuenta que si no pones suficiente presión en la manguera del aire, dejarás salir el aire de las llantas. Y a la inversa, si descubres que tiene demasiado aire, lo cual tampoco es bueno, puedes dejar escapar algo de presión.

Para obtener más información sobre el cuidado de tu vehículo, visita nuestra Guía para el cuidado de tu auto.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.