Negligencia : ¿Quién es el culpable?

Negligent Driver Car Accident

¿Qué es la negligencia?

Se puede usar el argumento de negligencia para determinar quién tiene la culpa después de un accidente automovilístico. Si se decide que una persona fue negligente, es que esa persona no se comportó de una manera “razonablemente prudente.” Si esta negligencia causó un accidente que resultó en heridas y daños a propiedad, el seguro de responsabilidad civil de la persona que tiene la culpa iniciará. En otras palabras, una persona que se comporta negligentemente se comporta sin cuidado.

 

Si te preguntas, “¿Se comporta de una manera “razonablemente prudente” esa persona?” puedes determinar la negligencia. Por ejemplo, si una abeja voló a través de tu auto, una persona razonablemente prudente abriría las ventanas o se detendría a un lado de la carretera. Si la persona había dejado el volante, giró bruscamente al tráfico que viene en la dirección contraria y causó daños y heridas a otras personas, no se comportó de una manera razonablemente prudente y, por lo tanto, se considera negligente. Al otro lado, si alguien dispara su arma hacia tu auto mientras conduces y, durante el proceso de esquivar las balas, chocas contra un buzón, no te comportaste con negligencia porque así se comportaría una persona razonablemente prudente.

 

Los cuatro tipos de negligencia

Igual que muchas cosas, los sistemas de negligencia dependen del estado. Estos sistemas determinan la cantidad que la persona culpable debe a la otra persona por su negligencia. Casi nunca hay un caso en que una persona lleva 100 por ciento de la culpa.

 

1. Pura Negligencia Contribuyente:

Este tipo es lo más estricto de los cuatro porque no permite que un conductor reciba dinero de su seguro de responsabilidad civil si tiene la culpa de cualquier manera. Si la persona se considera uno por ciento negligente, va a tener que sacar los fondos de su seguro contra choque, con tal de que lo tenga. Solo cuatro estados tienen este sistema de negligencia: Alabama, Carolina del Norte, Maryland y Virginia.

2. Pura Negligencia Comparativa:

Este es el sistema de negligencia menos severo. No importa el nivel de culpabilidad tuyo. Si no tienes 100 por ciento de la culpa, puedes recaudar dinero del seguro de responsabilidad civil de la otra persona. Cada conductor recauda el porciento de dinero para lo que no tiene la culpa. Por ejemplo, si tienes 80 por ciento de la culpa en un accidente, todavía puedes recaudar 20 por ciento de los costos de los daños a tu vehículo. Este dinero viene del seguro del otro conductor. California, Florida y Arizona son algunos estados que siguen este sistema.

3. Regla del Cincuenta Por Ciento de la Culpa:

Este sistema, lo cual es la primera versión de un sistema llamado la Negligencia Comparativa Modificada, pone un límite en el nivel de culpabilidad que puede tener un conductor que todavía puede recaudar dinero del otro conductor. Si un conductor se considera 50 por ciento culpable, no puede recaudar dinero del otro conductor. Si un conductor se considera 49 por ciento culpable, todavía puede recaudar 51 por ciento de los daños. Tennessee y Georgia son algunos estados con este sistema.

4. Regla del Cincuenta y Un Por Ciento de la Culpa:

Esta es la segunda parte del sistema de Negligencia Comparativa Modificada. En este caso, un conductor que tiene 51 por ciento de la culpa o más no puede recaudar dinero. De esta manera, el conductor tiene el porcentaje de la culpa más alta nunca puede recaudar del otro conductor. Sin embargo, este sistema es diferente que el de la regla del cincuenta por ciento de la culpa porque, en un accidente donde ambos conductores se consideran negligentes, o 50/50, los dos pueden recaudar la mitad de sus daños. Pennsylvania y Tejas son dos estados con este sistema.

 

Entonces, la cantidad que puedes recaudar del seguro de responsabilidad civil depende del estado en que vives. La opción mejor es evitar negligencia completamente. Mantente alerta, obedece todas las señales de tráfico y conduce con cuidado.

 

Para obtener tarifas excelentes del seguro de auto, visite nuestra Página para Cotizaciones de Auto.

 

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.