Los mitos y malentendidos acerca de los seguros

Classic Car

En el internet hay muchos mitos sobre la industria de seguros. ¿Cuáles autos son más caros para asegurar? ¿Puedes conseguir tarifas más baratas si tienes un auto más pequeño? La lista es larga. Permítenos explicar algunos de estos mitos, aclarar las confusiones sobre seguros de auto más comunes, y decir la verdad sobre la cobertura de tu seguro de auto.

 

Los seguros para autos rojos son más caros


Falso: El color no afecta la tarifa de tu seguro. Lo que se toma en consideración es la marca, modelo, tipo de carrocería, tamaño del motor, año y por supuesto, la información del conductor. Este “dato” es realmente un mito.


El seguro para autos pequeños es siempre más barato.


Falso: El tamaño de un vehículo es un factor para el seguro, pero más pequeño no es necesariamente lo mejor. Los autos más pequeños usualmente son más susceptibles a daños, y sus conductores pueden sufrir lesiones peores en un accidente. Por lo tanto, los vehículos más baratos para asegurar pueden ser los vehículos todo-terreno (SUV) medianos. Todavía se consideran pequeños, pero pueden ser más duraderos que un auto.
 

Los ladrones usualmente se roban autos nuevos.


Falso: Un auto más viejo tiene menos medidas de seguridad, haciéndolo más fácil de robar, y el ladrón puede obtener más dinero vendiendo un auto viejo para piezas. Los robos también son resultado de la localización. ¿Estacionas tu auto tras un portón cerrado y supervisado? ¿Te estacionas en un garaje o en la calle? Mantente alerta sobre la seguridad de tu vehículo, independientemente del año de manufactura.
 

Mi póliza de seguro personal siempre me cubre mientras conduzco mi auto para propósitos de negocio.


Falso: Tu cobertura personal está diseñada para proveer cobertura mientras conduces por razones personales, de recreación, o cuando vas de o hacia tu trabajo. Si conduces tu vehículo por razones relacionadas a tu negocio (llevar materiales, reuniones con clientes, etc.) entonces puedes necesitar un seguro de auto comercial adicional.
 

Las finanzas personales no afectan las tarifas de seguros.


Falso: Aunque a tu aseguradora no le importa cuánto dinero tienes en el banco, la prima de tu cobertura puede basarse en tu historial de manejo de tus finanzas. Algunas aseguradoras han descubierto que las puntuaciones de crédito bajas están asociadas a mayores riesgos de reclamos y a un promedio mayor en el valor de los reclamos. Para obtener las mejores tarifas, mantén una buena puntuación de crédito.
 

Mientras tenga por lo menos el mínimo de cobertura requerido por el estado, estoy protegido(a) por daños personales en un accidente.


Falso: Creer que el seguro mínimo puede protegerte por completo puede ser el mito sobre seguros de auto más costoso de todos. Cada estado establece unas cantidades mínimas de cobertura por daños que todo conductor debe tener. Aunque esas coberturas satisfacen los requisitos de estado, no hacen nada para limitar tu riesgo financiero en un accidente. Si por ejemplo, tú tienes la culpa de un accidente y eres demandado por pérdidas y daños corporales, eres responsable de cualquier cantidad adjudicada o arreglo financiero que no esté cubierto por tu póliza de seguro.
 

Tengo un seguro de cobertura total. Estoy cubierto en cualquier circunstancia.


Falso: Una de las cosas más importantes que puedes hacer es saber los diferentes eventos que tu seguro cubre. "Cobertura total" es un término muy utilizado, pero en realidad no es un tipo de cobertura. Así es que aunque puedes tener cobertura de responsabilidad civil, choque, y  contra todo riesgo, puede que te falten otros tipos de cobertura tales como: protección contra conductores no asegurados, reembolso por asistencia en la carretera en una emergencia, o renta de auto.
 

Dejar que mi cobertura tenga un lapso me ahorra dinero.


Falso: Inicialmente, estar sin seguro por par de meses evitará que tengas que pagar esa prima y te puede ahorrar dinero. Sin embargo, cuando reinstalas tu póliza, tu tarifa puede aumentar significativamente debido a ese lapso, lo cual haría que tu prima sea más alta que antes del lapso. Además, podrías recibir un boleto... ¡o algo peor! ¿Qué pasaría si tienes un accidente y no estás asegurado? Asumir ese riesgo te puede costar caro, así que no te lo recomendamos.

¡No te dejes engañar por estos mitos! Algunas de estas confusiones sobre seguros de auto no le permiten a las personas obtener la cobertura que necesitan. Nunca llegues a conjeturas sobre la cobertura de tu seguro de auto sin antes hablar con tu agente. Lo que tú no sabes - o lo que asumes incorrectamente - podría costarte cientos de dólares. Habla con uno de nuestros simpáticos agentes en el 1-800-INFINITY para hacer cualquier pregunta y verificar cualquier rumor sobre coberturas de seguros. Llama hoy. 1-800-INFINITY.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.