Un programa de reciclaje te ayudará a ahorrar dinero

Recycle-Business

Como propietario de un pequeño negocio, una de las cosas que puedes hacer para marcar la diferencia con el medio ambiente es reciclar. Estableciendo un programa de reciclaje en tu empresa ayudarás a reducir las emisiones de carbono dióxido, ahorrar energía, conservar nuestros recursos naturales y crear un futuro mejor para nuestro mundo. Algunos artículos reciclables incluyen:

  • Papel y cartón
    • Papel de la oficina, revistas, periódicos, cajas de cartón, correo basura y cartones de leche y jugos.
  • Plásticos
    • Se deben de limpiar primero. Un artículo de plástico sucio puede arruinar un contenedor de miles de plásticos, causando que terminen en el vertedero en vez de estar reciclados.
    • Botellas de refrescos y de agua, jarras y botes de plástico. No pongas las bolsas de plástico en la papelera de reciclaje.
  • Metales
    • Se deben de limpiar primero. Quita las etiquetas.
    • Latas de aluminio, acero y hojalata, papel de aluminio,
  • Vidrio
    • Se deben de limpiar primero. Quita las tapas de metal o de plástico.
    • Botellas de vidrio claro, verde o de color café, jarras, etc.
    • No se puede reciclar vidrio destrozado o de distintos colores, vidrio de espejos, vidrio de ventanas o vidrio resistente al calor como Pyrex.

Necesitarás usar diferentes recipientes para cada material. Si tienes alguna duda sobre si puedes reciclar algún producto o no, lee la página sobre reciclaje en el sitio web de Waste Management.

Ahora sabes lo que se puede reciclar y no, ¿pero cómo debes crear un plan? Si no sabes cómo comenzar tu propio programa de reciclaje, a continuación compartimos los pasos que debes seguir para que tu plan sea un éxito:

1. Analiza tu oficina.

Antes de empezar un programa de reciclaje, mira a tu alrededor y observa qué clase de basura se genera en tu oficina. Probablemente veas papel, plásticos, latas de metal, comida, etc. Si tienes empleados, pregúntales a ellos también qué clase de basura ven cada día en tu empresa o qué es lo que habitualmente tiran a la papelera. De toda esta basura, ¿qué desechos se pueden reciclar? ¿Y cuáles no? Haz una lista de los materiales que se pueden reciclar y ponla enfrente de los botes de basura y las papeleras de reciclaje.

2. Habla con el departamento de gestión de residuos de tu ciudad.

Una vez hayas hecho la lista de artículos reciclables, ponte en contacto con el departamento de gestión de residuos de tu ciudad y pregunta qué clase de desechos recogen y reciclan, y qué días se recogen. De esta forma, podrás reducir la lista y enfocarte en sólo unos artículos para empezar tu programa.

Escoge dos o tres clases de artículos reciclables al principio. Los más fáciles son el papel, las botellas de agua y los botes de refrescos.

3. Asigna a una persona como responsable del programa.

No importa cuál sea el tamaño de tu empresa, para que el programa de reciclaje de tu pequeño negocio sea un éxito, deberás delegar esta responsabilidad en una persona. Procura escoger a un empleado que se sienta entusiasmado con la iniciativa para que sea más fácil establecer una rutina. Esta persona coordinará los horarios y espacios para el reciclaje, y estará en contacto con el departamento de recogida de residuos.

4. Promueve el reciclaje en tu pequeño negocio.

Crea incentivos entre tus empleados para que todos se sientan parte de la iniciativa y quieran participar en el programa de reciclaje de tu pequeño negocio. Puedes premiar a la persona que más participa en el programa con boletos para el cine o para ir a un restaurante. De esta forma, no sólo creas un mejor espacio de trabajo, sino que además ayudas en la concienciación por mejorar el medio ambiente.

Crear un programa de reciclaje para tu pequeño negocio no es tan difícil como parece. Pon estas técnicas a prueba y acompáñanos a crear un futuro mejor.

Para saber cómo obtener un seguro comercial para tu pequeño negocio, habla hoy con un representante de Infinity llamando al 1-800-INFINITY y recibirás una cotización gratis. También puedes pedir tu cotización por Internet.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.