Cómo estacionarte en paralelo en 6 pasos

Parallel Parking

Estacionarse en paralelo puede ser desafiante para muchas personas. Si vives en la ciudad probablemente ves muchos espacios para estacionarse en paralelo. ¿Evitas estos espacios? ¡No tienes que evitarlos! Sigue estos pasos para que aprendas a estacionar en paralelo.

parallel-park-e_kemper.jpg

1. Encuentra un buen espacio. El espacio ideal será unos pies más largo que tu auto para darte espacio para maniobrar. Si no estás seguro de que hay suficiente espacio para tu vehículo, no te estaciones ahí. Vale la pena estacionarse un poco más lejos para evitar un accidente.

2. Enciende tu luz de giro (direccional). Así le comunicas a los otros autos que estás intentando estacionarte. Sabrán que tú vas a usar ese espacio, y ellos pueden darte la vuelta para encontrar otro espacio.  

3. Alinéate. Necesitarás alinear tu auto con el vehículo estacionado enfrente del espacio que vas a usar. Asegúrate de que tu parachoques posterior esté alineado con el parachoques posterior del otro auto.

4. Gira tu volante a la derecha. Gira tu volante completamente a la derecha antes de empezar andar. Pon el auto en marcha atrás, gira el volante y suelta el freno lentamente. Détente cuando el centro de tu auto esté alineado con el parachoques posterior del otro auto.

5. Gira tu volante a la izquierda. Gira tu volante completamente a la izquierda y suelta el freno lentamente. Continúa dando marcha atrás, dejando suficiente espacio para que no choques con el auto detrás de tu espacio.  

6. Ajústate. Puede que necesites mover tu auto un poco hacia delante o hacia atrás para asegurarte de que estés centrado en el espacio y que los otros autos tienen suficiente espacio para salir de sus propios espacios. Luego, pon tu auto en la posición de estacionamiento o park, ¡y continúa con tu día!

En el caso de un accidente, asegúrate de que tengas cobertura para tu vehículo. Para conseguir tarifas excelentes para seguros de auto, visita nuestra Página Para Cotizaciones de Auto.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.