Desmintiendo los Mitos Más Comunes Sobre las Bolsas de Aire

Los fabricantes de automóviles incluyen las bolsas de aire en los vehículos para proteger al conductor y pasajeros durante un accidente. Sin embargo, la seguridad de estos dispositivos ha sido causa de escrutinio durante las últimas décadas. De hecho, algunas personas creen que el despliegue de una bolsa de aire aumenta el riesgo de una lesión, en lugar de que ayude a proteger. Para tratar de disipar el humo en el aire, a continuación desmentimos algunos mitos sobre las bolsas de aire.

Mito #1: una bolsa de aire te puede sofocar.

Cuando se activa una bolsa de aire se mantiene inflada, por unos cuantos segundos, lo cual no es suficiente tiempo para privar de oxígeno a una persona. Además, las bolsas de aire están fabricadas con poros que permiten el paso de aire aún cuando permanecen infladas.

Mito #2: una bolsa de aire es el dispositivo de seguridad más importante en un vehículo.

Aunque una bolsa de aire le puede salvar la vida a un pasajero, el cinturón de seguridad viene siendo el elemento más importante de seguridad en un vehículo. Las bolsas de aire por sí solas, no son suficiente protección ante las lesiones provocadas durante un accidente.

Mito #3: las bolsas de aire son más probables que te maten a que te salven.

Las bolsas de aire aparecieron en 1991. De acuerdo al Chicago Tribune, estos dispositivos han sido responsables de salvar a más de 1800 vidas, desde entonces. Por otra parte, el Tribune reportó que sólo 62 muertes habían sido atribuidas a las bolsas de aire y la mayoría de las personas que habían fallecido en estos casos fue por no haber estado sujetadas por un cinturón de seguridad.

Mito #4: la bolsas de aire matan niños

Aunque es cierto que algunas muertes de infantes pueden ser atribuibles a las bolsas de aire, muchos de estos fallecimientos se pudieron haber evitado. Por ejemplo, las muertes relacionadas a las bolsas de aire ocurren frecuentemente cuando los asientos de seguridad infantiles se instalan en el lugar donde la bolsa se puede desplegar; o cuando el infante se sienta en el asiento del pasajero o el asiento de seguridad no está apropiadamente instalado.

Consejos de Seguridad para las Bolsas de Aire

Las bolsas de aire te pueden proteger de las lesiones, si las usas adecuadamente y con respeto. Para obtener el mayor beneficio de las bolsas de aire, siempre usa el cinturón de seguridad correctamente. Para prevenir lesiones en los niños, debido a las bolsas de aire, siempre acomoda los asientos de seguridad en la parte de atrás del vehículo y cerciórate de que estén bien amarrados. Nunca instales un asiento de seguridad en el paso de la bolsa de aire. Si un niño debe de viajar en el asiento delantero del vehículo, mueve el asiento hasta atrás y dile que no se haga para adelante durante el viaje.