Los Mitos y Conceptos Equivocados Más Comunes Sobre el Seguro de Auto

Conducir es un privilegio que trae consigo una responsabilidad. El seguro de auto es obligatorio en cada estado de los Estados Unidos, el cual añade un costo adicional al hecho de ser propietario de un automóvil. Al parecer, cada conductor tiene su propio criterio para conseguir una prima de seguro barata. Pero algunas de estas sugerencias están basadas en rumores que simplemente no son verdad. ¿Entonces,cuáles son algunos de los mitos más comunes que envuelven la compra de un seguro de auto entre los conductores de hoy en día?

Mito: la cobertura de mi auto personal me cubre mientras manejo realizando tareas de mi propio negocio.

La verdad: tu cobertura de auto personal está diseñada para protegerte cuando usas tu auto para pasear, para fines personales o simplemente para trasladarte de tu casa al trabajo. Si regularmente operas tu vehículo para fines relacionados con tu negocio, como cargar materiales o visitar clientes; necesitarás un seguro de auto comercial.

Mito: mis finanzas no afectan las tarifas del seguro de auto.

La verdad: aunque tu aseguradora no le interese cuánto dinero tienes en el banco, serás evaluado para obtener tu cobertura en base al historial de cómo has manejado tus finanzas. Las aseguradoras saben que un bajo puntaje en de crédito está asociado a un alto riesgo en reclamos y en el promedio del valor del reclamo. Para obtener las mejores tarifas, mantente al pendiente de tu puntaje de crédito.

Mito: mientras tenga el nivel mínimo de cobertura requerido por mi estado, estoy protegido por responsabilidad civil en caso de un accidente. 

La verdad: este puede ser el mito más costoso de todos. Cada estado establece una cantidad mínima de responsabilidad civil que cada conductor debe tener. A pesar de que una cobertura mínima cumple con los requisitos que manda el Estado, no pone ningún límite sobre tu responsabilidad financiera en caso de un accidente. Si, por ejemplo, eres culpable de un accidente y te demandan por daños a la propiedad y lesiones corporales, sigues siendo responsable por cualquier cantidad que tu seguro no esté dispuesto a cubrir.

Mito: tengo "cobertura total" de seguro de auto. Estoy cubierto por cualquier circunstancia.

La verdad: una de las cosas más importantes que puedes hacer es conocer los tipos de situaciones que tu seguro puede cubrir. La "Cobertura Total (Total Coverage)"  es un término frecuentemente usado, pero no es un tipo de cobertura. Así que, mientras tengas cobertura de Responsabilidad Civil (Liability Coverage), Contra Choque (Collision) y Contra Todo Riesgo (Comprehensive), tu póliza podría necesitar de coberturas adicionales como: protección contra conductor sin seguro (Uninsured Motorist) o el reembolso por los servicios de emergencia de grúa y costos de reparación o la renta de un auto (Towing and Labor o Rental Reimbursement).

Platica con Tu Agente

Los conceptos equivocados acerca del seguro de auto no permiten que algunos personas obtengan la cobertura que realmente necesitan. Nunca asumas cosas sobre tu seguro de auto sin antes hablar con tu agente de seguros. Lo que no sepas o asumas te podrá costar mucho dinero, sino es que miles de dólares. Habla con tu agente para verificar cualquier cosa que hayas escuchado acerca de tu cobertura de seguro.