Fraude Contra las Aseguradoras de Autos

El fraude en perjuicio de las compañías de seguros es un grave problema en Estados Unidos, mismo que cuesta millones en pérdidas cada año. Los estafadores utilizan astutas estrategias para obtener algún tipo de beneficio económico de manera ilegal. Afortunadamente, las compañías de seguros son cada día más eficaces para identificar reclamos engañosos.

A continuación te explicamos algunas de las medidas que las compañías de seguros ponen en práctica para descubrir actividades fraudulentas.

Señales Sospechosas al Reportar Pérdidas

Según el despacho oficial encargado de investigar los crímenes en contra de las aseguradoras, la National Insurance Crime Bureau, hay ciertas características que resaltan en las reclamaciones y pueden encender focos rojos. Por lo general, las personas que hacen reclamos falsos están convencidas de que no serán descubiertas. Si el asegurado aparenta estar tranquilo, después de entregar una reclamación grave o presenta recibos de indemnización por daños escritos a mano. El agente podría sospechar e investigar el caso más a fondo.

Historial de Reclamaciones

¿Tienes un largo historial de reclamos? Si es así, no debes culpar a los agentes por considerarte sospechoso. Cualquier persona es capaz de fingir choques accidentales o argumentar falsamente que su vehículo fue robado. Cada vez que reportas una pérdida, ésta queda registrada en tu expediente. Hoy en día las compañías de seguros pueden calcular y analizar patrones en el historial del cliente y detectar comportamientos sospechosos.

Recurrir a Detectives Privados

Quizás te suene como algo que sólo pasa en las películas pero, si piensas en las pérdidas millonarias que sufren las compañías aseguradoras por fraudes; resulta lógico enfocarse en descubrir a los estafadores. Supongamos que acabas de solicitar una compensación por lesiones corporales graves, después de haberte accidentado y que, debido a tus lesiones tuvieras que usar muletas. Un investigador privado puede corroborar si efectivamente te encuentras en tales condiciones al vigilar las actividades que realizas, hablar con tus amigos y familiares o averiguar tus antecedentes criminales. Hoy en día, muchos investigadores acuden a las redes sociales; una simple búsqueda de perfil en Facebook puede ser suficiente para sustentar un caso por fraude.

Compañías de Seguro Falsas 

Este es un grave problema que afecta tanto a la industria de seguros como a los consumidores. Encontrarse con una póliza de seguros falsa es más común de lo que creemos. Para evitar este tipo de fraudes, asegúrate de contratar a una compañía de seguros confiable. Haz un poco de investigación, visita su página de Internet, habla con sus clientes y busca reseñas que hablen sobre los servicios que ofrecen. Recuerda, si una póliza te parece demasiado increíble y económica para ser verdad, es porque seguramente lo es.

Te descubrieron. ¿Qué ocurre después? El responsable de fraude debe esperar una sanción que puede ser desde una multa y primas de seguro más altas. En los casos más extremos, tendrás que pasar un tiempo en prisión. Lo mejor es no cometer ningún tipo de fraude, jamás mentirle a tu compañía de seguros y reportar cualquier actividad sospechosa o fraudulenta al National Insurance Crime Bureau o comunícate con tu agente local de seguros.