¿Sabes si Tu Póliza de Seguro de Auto Cubre los Daños del Parabrisas?

Le sucede hasta a los más cuidadosos. Tú vehículo está estacionado debajo de un árbol, cerca de una construcción o incluso a veces cerca de una avenida; de alguna forma u otra  los desechos de la calle acaban por pegarle al parabrisas de tu coche. Después, tu parabrisas acaba con una leve rajada en el vidrio que  después se convierte en un problema más grande. Para estar completamente preparado para una situación como esta, debes de entender si tu póliza de seguro de auto cubre o no los daños al parabrisas..

Los Problemas Pequeños Pueden Convertirse en Problemas Grandes

La primera reacción de los conductores, cuando algo así sucede, es molestarse; pero después lo ignoran. El problema con una rajadura en el parabrisas es que se puede ver pequeña, al principio. Pero, sin embargo, no se quedará así.

Si la dejas sin reparar, esa pequeña rajadura con el tiempo empezará a aumentar de tamaño. A pesar de que sea relativamente seguro seguir conduciendo, se puede convertir en algo peligroso. Si otro objeto le vuelve a pegar al parabrisas, esto puede significar un serio problema para el conductor.

¿Que Debes Hacer?

En lugar de ignorar el daño, debes de revisar la rajadura para determinar si necesitas reparar el parabrisas o si es necesario reemplazarlo por completo. Si el daño es pequeño, normalmente, sólo necesitarás repararlo. Si se ve muy grande o parece que puede causar problemas mayores, entonces debes de reemplazar el parabrisas.

¿Mi Póliza de Seguro de Auto Cubre la Rajadura?

Si tienes cobertura Contra Todo Riesgo (Comprehensive Coverage) y el reclamo cubre daños a las ventanas o vidrios de tu auto, entonces lo más seguro es que un parabrisas rajado esté cubierto por la póliza. Sin embargo, hay cierta información acerca de la rajadura que tienes que determinar primero, para asegurarte si es candidato para una reparación.

¿La rajadura mide menos de seis pulgadas de largo (es decir, más chico que un billete de un dólar)? Es buena idea medir el daño, aún cuando algunas personas sólo con verlo saben cuánto mide. Asegúrate de que sea menor de seis pulgadas y si es así, entonces requiere una reparación.

Si el daño es mínimo, como una rajadura en forma de estrella o en forma de rueda del tiro al blanco, entonces la reparación es una opción. Esto es porque, cualquier rajadura en el parabrisas que sea más grande o más larga de seis pulgadas, por lo general, es necesario reemplazarlo. 

Repararlo

Vas a tener que someter un reclamo con tu compañía de seguros por el daño, ya sea por Internet o por teléfono. Ellos te indicarán qué hacer.