¿En qué Consiste la Cobertura Contra el Conductor Sin Seguro o Conductor Sin Seguro Suficiente?

El acrónimo UM se refiere a la cobertura Contra Conductor Sin Seguro (Uninsured Motorist) o conductor sin suficiente seguro (Underinsured Motorist). Esta es una cobertura opcional que está disponible para ti, para protegerte contra los conductores que no están asegurados o no tienen suficiente seguro y son declarados culpables de ocasionar un accidente.  ¿Sabías que hasta un 25% de los conductores en algunos estados pueden no estar asegurados?  

Esta cobertura tiene dos componentes. El primer componente se le llama Uninsured Motorist Bodily Injury (UMBI por sus siglas en inglés) o lesiones corporales ocasionadas por un conductor sin seguro. Esta parte de la cobertura te cubre el costo de los gastos médicos por las lesiones que sufras en caso de que un conductor sin seguro o insuficiente seguro sea declarado como el culpable del accidente.   

El segundo componente de la cobertura del Uninsured Motorist se refiere al Uninsured Motorist Physical Damage (UMPO por sus siglas en inglés) o Daños Físicos Causados por un Conductor Sin Seguro. Esta parte de la cobertura te provee de las reparaciones necesarias para tu vehículo, en caso de que la persona responsable del accidente no tenga suficiente cobertura para pagar los gastos del taller. Este tipo de cobertura tiene un deducible incluido. 

¿Cómo Funciona esta Cobertura?

A continuación te presentamos cómo funcionaría la cobertura en un caso real: vas manejando a tu trabajo y otro conductor te pega por detrás. No solamente ha dañado seriamente tu vehículo sino también  te ha lesionado y te tuvieron que llevar al hospital. Después te enteras por parte de la policía, que la persona que ocasionó el choque no tenía seguro de auto. Si tienes la cobertura UM, puedes iniciar un reclamo con tu compañía de seguro y por una pequeña cantidad de deducible, normalmente son $250, tendrás cierta cobertura para pagar tus gastos médicos y para reparar tu carro. Sin este tipo de cobertura, tendrás que demandar personalmente a la persona culpable del accidente, por todos los gastos médicos y las reparaciones lo cual te llevará años para recuperarte y miles de dólares en gastos de abogado.